Pautas para elaborar una carta de vinos

¿Qué son los vinos de maceración carbónica?
3 octubre, 2018
Imprescindibles para cualquier restaurante
27 abril, 2020
Ver todo

Hay algunos puntos que se deben tener en cuenta para elaborar una carta de vinos coherente y suficientemente completa. Estos son los criterios que se deben tomar en cuenta:

  • La carta de vinos debe ser acorde con el tipo de comida que se ofrece en el restaurante.
  • Es conveniente que la presentación de la carta de vinos sea tan cuidada como la del menú de comidas.
  • Lo recomendable es que la presentación de los vinos siga el orden típico: espumosos, blancos, tintos, dulces y generosos.
  • Al lado del nombre del vino conviene incluir el país de origen, la región y el año de la cosecha.
  • Los precios deben aparecer de menor a mayor.
  • La carta de vinos no debe ser demasiado extensa, ya que esto puede confundir al comensal, en lugar de aportarle algo positivo.
  • Un comensal podría valorar que se ofrezca una información adicional acerca de cada vino: variedad de la uva y su porcentaje, bodega, tipo de crianza, D.O. y meses de crianza en barrica.
  • Vale la pena evaluar si el restaurante necesita una carta de vinos más especializada. En ese caso, a los datos anteriores se puede añadir una ficha de cata que contenga las tres variables básicas: aroma, aspecto y gusto.
  • La carta de vinos debe ser variada y bien equilibrada. Esto quiere decir que la oferta debería estar compuesta por vinos de distinta procedencia y de amplias variedades. Es conveniente incluir clásicos y modernos, nacionales y extranjeros.
  • La carta de vinos es un elemento dinámico. Hay que planificar la rotación de vinos en función de obtener una mayor rentabilidad.

    Siempre es muy aconsejable incluir un vino de la casa. Ya que es el de mayor representatividad en el restaurante, es importante que su calidad sea más que buena. El vino de la casa debe tener carácter y transmitir emociones. Al fin y al cabo es una especie de “producto estrella” con el que los clientes van a asociar directamente al establecimiento.

    Una buena carta de vinos es un plus de enorme valor para el restaurante. Contribuye a posicionarlo mejor y le aporta prestigio. Se estima que al menos un 25% de los clientes le otorga una enorme importancia a los vinos. Por lo tanto, como mínimo una cuarta parte de los comensales estarán atentos a lo que el restaurante puede ofrecer en esta materia.